¿Y si celebramos a la Familia?

Por: María José Sevilla

Alrededor del tema “familia”, han emergido celebraciones para cada miembro de este grupo humano. Hoy por hoy, tenemos días festivos en honor al padre, la madre, los abuelos, el niño, etc. Como si nuestra sociedad estuviera siempre en búsqueda de un nuevo motivo de celebración que no profundiza ni trasciende en valores, más bien, se enfoca en un acto externo sin compromisos afectivos ni autenticidad. El mercado y la novelería vuelven estas fechas muy “productivas”: los restaurantes se llenan, las tiendas mejoran ventas, se ofertan actividades y programas bien organizados y bien pagados, y ¡ese no puede ser el objetivo final de estos días! Claro que es útil y necesario rendir homenaje filial con gratitud y amor a los seres importantes que cada uno tiene en la familia y en la sociedad. Es valioso recordar a los que ya no están con nosotros y que fueron en vida las personas de nuestra admiración y cariño. Del mismo modo, cabe pensar que siempre hay personas que no tienen a quien celebrar ese día y quizá están buscando con dolor a alguien que pueda suplir el vacío de ese rol tan importante.

A todos nos gusta que nos den un día especial y que nos celebren con gran cariño, por eso me hizo mucho sentido encontrar que las Naciones Unidas, proclamara en 1993, el 15 de mayo como el día de la Familia. Considero que es una nueva perspectiva, celebrar a las personas que están cerca de nosotros. Debemos tomar en cuenta que festejar a todos al mismo tiempo puede causar un choque con nuestra cultura y con el modo como siempre hemos celebrado. Según la ONU, “es en la familia donde se encuentran las diferentes generaciones, donde se ayudan a crecer en la solidaridad y el compromiso, y donde se aprende a armonizar los derechos individuales con las demás exigencias de la vida social”. Este día se eligió para crear conciencia sobre el papel fundamental que desempeña la familia en la educación de los hijos desde la primera infancia, y las oportunidades de aprendizaje permanente que deben darse en su seno para los niños y los jóvenes.

Pero ¿qué es la familia? Por mi trabajo he visto muchas formas de familia, las hay monoparentales, unipersonales, homoparentales, multinucleares,  personas  que viven en comunidad y hacen familia entre sus miembros, familias que han adoptado niños, otras donde viven solo nietos con abuelos, aquellas que se han formado por grupos de amigos, familias sin hijos, reconstruidas, en fin hay muchas formas diferentes de concebir familias pero siempre es en  este grupo social en el que se aprende a convivir, comunicarse y resolver problemas. Todas y cada una de las familias son valiosas, sin importar como estén conformadas.

Me pareció interesante ver diferentes conceptos de familia en la historia y qué pensaban al respecto algunos de los grandes filósofos:

Según Platón los hijos no deben criarse en el seno familiar, porque los padres están capacitados para tenerlos, pero no para educarlos.  Sugería que, hasta cierta edad, fueran guiados por maestros y sabios, lo que significa una educación igualitaria para hombres y mujeres.

Aristóteles, más tradicional, decía que la familia se gobierna como una monarquía, puesto que toda la casa está bajo la autoridad del padre, agregando que el más viejo es como un rey, de manera que en una familia jamás había más de un jefe.

Michel de Montaigne, el filósofo francés hablaba en sus ensayos que la familia es como una jaula; uno ve a los pájaros desesperados por entrar, y los que están dentro igualmente desesperados por salir.

Les invito a reflexionar sobre qué es la familia para ustedes, verán que es una interesante reflexión. Yo tengo muy claro que todos tenemos familia y cada uno la concibe como quiere y la celebra como puede. Dejemos de lado el área comercial y de regalos para hacer un día de experiencias vitales, de compartir, de paseos, de hacer trabajos de arte o música para nuestros seres queridos.  Vivamos el día a día pensando en celebrar la suerte de vivir en comunidad… en familia.

 

 

 

 

A MI TAMBIÉN ME PEGARON…

A MI TAMBIÉN ME PEGARON…

Recuerdo mi último año como estudiante de psicología. Me encontraba realizando mis prácticas profesionales en la Clínica Infantil Santa Ana. En esta unidad hospitalaria asistían niños con diversos problemas de salud, la mayoría de ellos relacionados con desnutrición,...

Día de la Mujer: La Inspiradora historia de Ana

Día de la Mujer: La Inspiradora historia de Ana

Ana es una mujer de 29 años, con dos hijos: Samuel de 12 y Andrea de 5 años. Los tres viven en un suburbio a las afueras de la capital en una situación de extrema pobreza. Ana no tiene pareja, no tiene familia cercana, es hija única, su madre fue hija única también,...

Celebrando la Amistad en Azulado

Celebrando la Amistad en Azulado

Las amigas y amigos con quienes me he cruzado en la vida y que, aunque no llegan a ser un millar, son los maestros que he necesitado para transitar en ella. Mi primera gran amiga fue mi hermana, con quien compartimos el hogar, los valores y los sueños y, a pesar de...

FUNDACIÓN AZULADO HA IMPACTADO DESDE EL 2010 EN:

Niños y niñas

Escuelas

Padres y madres

Profesionales y Psicólogos capacitados en Mi Escudo

Pacientes atendidos

Translate »
Abrir chat
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?